• Bettina Russian

Tokio, una experiencia sin igual

Actualizado: 10 de nov de 2019

Una ciudad llena de lugares para visitar y de cultura para conocer


Vista de la Bahía de Tokio desde Odaiba

Una ciudad con más de 30 millones de habitantes podría ser sinónimo de caos, ruido y tráfico. Sin embargo, Tokio es una capital que deslumbra por su orden, seguridad y su característico silencio.

Mi primera recomendación: comienza por escoger el aeropuerto de Haneda para tu llegada, queda mucho más cerca que Narita del centro. Y trata de hospedarte en el área de Shinjuku, te será muy útil a la hora de movilizarte caminando o en metro.

Los taxis son muy costosos, así que lo mejor es aprender a usar el metro. Existen varias compañías y muchas líneas, lo que hace complicada la experiencia para un principiante. Pero no tengas pena y pregunta cuál es la mejor vía para llegar a dónde vas, llévate un mapa de cada empresa y estudia las mejores opciones antes de salir.


La ciudad moderna

Shibuya y su muy popular cruce peatonal es una visita que no podrás perderte. Allí observarás grandes avalanchas de gente joven que son la insignia de este barrio. Disfruta de este intenso movimiento desde el mirador de Starbucks Café y visita la estatua de Hachikō, en honor a un perro fiel que esperó en esta plaza a su amo durante años tras la muerte de éste.

Muy cerca queda Harajuku, el barrio de moda de Tokio. Los fines de semana esta zona se llena de jóvenes muy pintorescos que visitan sus pequeñas tiendas de extraños atuendos, sobre todo ubicadas en Tashita Street. En ambas zonas verás cómo la cultura occidental influye fuertemente en los jóvenes japoneses.

En Shinjuku tendrás una viva imagen del Tokio lleno de luces de neón y ambiente las 24 horas. Especialmente en Kabukichō, un distrito conocido por sus bares y restaurantes. En esta área podrás disfrutar de restaurantes a buenos precios con sushi (pescado crudo con arroz), sashimi (pescado crudo), okonomiyaki (masa de varios ingredientes a la plancha) y yakitori (brochetas).


Entre tradición y naturaleza

En Shinjuku queda el parque Gyoen, un jardín botánico bellísimo lleno de paisajes al mejor estilo japonés. Visítalo, sobre todo si vas en abril (nosotros tuvimos esa dicha), cuando los árboles de flor del cerezo o “sakura” florecen, un espectáculo que dura unos pocos días.

Otro parque muy característico es Ueno. En sus jardines se encuentran gran parte de los museos de la ciudad, un santuario y un zoológico. En primavera, sus caminarías se llenan de grupos de jóvenes que, después del trabajo, hacen picnics y disfrutan de bebidas alcohólicas.

Y si deseas conocer cómo era Tokio en el pasado, ve a Asakusa. Allí queda el templo de Sensoji, el más antiguo de la ciudad completado en el año 645. Para acceder a este templo deberás pasar por la calle Nakamise, un paseo muy turístico lleno de vendedores ambulantes con comida y recuerdos para llevar a casa.


De compras

Ginza es la zona más lujosa de la ciudad, llena de edificios de cristal, ejecutivos, restaurantes y también de las mejores tiendas europeas, asiáticas y norteamericanas. Si quieres comprar como un “grande liga”, ésta es la mejor opción. Aquí también podrás visitar el showroom de Sony y adquirir productos nuevos.

Otra zona muy conocida para la compra de electrónicos es Akihabara. Sus tiendas están atiborradas de cámaras digitales, computadoras y otros productos tecnológicos. En este barrio también hay edificios llenos de maquinitas y de productos de manga. Ten en cuenta que, mientras más subas, encontrarás más productos (videos, comics, revistas) triple X.


Desde las alturas

Desde los miradores del Edificio del Gobierno Metropolitano podrás contemplar la grandiosidad de la ciudad y adquirir algunos souvenirs. En este edificio también queda una oficina de turismo donde podrás buscar buenos mapas gratuitos de la ciudad.

Roppongi Hills es otra locación excelente para tomar fotos y conseguir buenas vistas. Este centro comercial y empresarial cuenta con dos miradores y un museo, restaurantes a lo alto y locales para el entretenimiento.

También deberás visitar una de las principales atracciones turísticas de la ciudad, la Torre de Tokio. Muy similar a la Torre Eiffel de París pero más alta y pintada en blanco y rojo. Su función es como antena de radio, pero su mirador es uno de los más visitados. También cuenta con ventanas de vidrio en el piso para los más atrevidos.


Desde la bahía

Odaiba es uno de los barrios más modernos y bellos de Tokio. Fue construido sobre una isla artificial con un área comercial y de entretenimiento. Para llegar, te recomiendo dos vías: de ida, utiliza el taxi acuático; de regreso, toma el metro para pasar por el hermoso puente colgante Rainbow Bridge.

En Odaiba queda la sede de Fuji TV, varios centros comerciales y de diversión, una rueda de la fortuna, dos playas para hacer deporte y el museo-showroom de Toyota donde podrás probar algunos de sus vehículos y ver sus nuevos productos.

También deberás visitar el Museo Nacional de Ciencia Emergente e Innovación. Éste explica conceptos bastante complejos de forma interactiva, y cuenta con atracciones muy llamativas como el impresionante globo terráqueo colgante y el robot Asimo de Honda, que habla, corre y sorprende.


Curiosidades niponas…

  • A la hora de pagar, no dejes propina. Puede ser considerado un insulto.

  • Los japoneses fuman muchísimo, pero en áreas predestinadas en la calle. Si ves un tumulto de gente y piensas que algo pasó, no te preocupes, seguro están fumando.

  • Casi todos los baños en Tokio cuentan con servicios de lujo. Los escusados vienen con música, calentador para el asiento, regadera, bidet incorporado y hasta aire caliente para secarse. Toda una experiencia.



0 vistas

Sobre mi

Periodista venezolana. Madre de dos aventureros: Isabella y Gianluca. Y esposa de Italo, mi cómplice de aventuras. Actualmente residentes en Suiza. 

 

Espero que mis textos y fotos te motiven a vivir de viaje. ¡Bienvenido!

Bettina Russian

info@vivedeviaje.net

 

 

© 2019 Vive de Viaje. Creado con Wix.com